Espiral de indagacion

La educación necesita ser responsabilidad compartida entre familias y docentes, propiciando la comunidad. Las perspectivas sobre la relación entre familias y escuela varían desde: a) la hegemónica, que considera que la escuela es más competente para educar a los niños y jóvenes; b) la que acepta que existen aportes desde las familias, pero complementarias a la escuela; c) la postura de colaboración, que plantea que es posible y potente el trabajo conjunto. La sinergia derivada de la buena relación entre escuela y familia tiene una resonancia positiva en los aprendizajes de los estudiantes.

 

Los docentes están poco formados para el trabajo colaborativo con las familias, aprendizaje que suele darse desde la experiencia. Por eso, la formación necesita recuperar los saberes en ese campo, así como investigar creencias y valores que limitan o favorecen el trabajo en equipo. Es necesario contrastar la idea de los docentes de que las familias “delegan” la educación en la escuela, con la de los tutores acerca de que los docentes no están dispuestos a dialogar con ellos acerca del aprendizaje de los estudiantes.

 

Comparte con tus colegas experiencias colaborativas escuela-familia.

 

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario

0 Restricción de Carateres
Su texto debería tener más de 25 caracteres
  • No se han encontrado comentarios