profesoresLos rasgos de la formación situada, según los especialistas de diferentes países son:

Se orienta a los colectivos docentes, antes que al docente individual, asumiendo la escuela como unidad de cambio.

Impulsa la actitud indagadora sobre la práctica y sus contextos, extendiéndose más allá del aula y la institución.

Moviliza procesos para la mejora de las prácticas de los actores escolares y el acompañamiento a éstos, a diferencia de la formación externa a la escuela.

Posibilita que los docentes aprendan con otros y desarrollen nuevas estrategias, al vincular la teoría con la práctica, los problemas y las inquietudes de la enseñanza.

Reconoce los saberes de los docentes a partir del análisis de sus prácticas, promoviendo su autonomía y empoderándolos.

Se centra en el análisis de la práctica en el aula, la escuela, la zona o sector escolar y la comunidad.

Abre las prácticas a la mirada del otro, para observarse a sí mismo, observar y ser observado por los colegas.

Fomenta el trabajo colaborativo entre docentes que son acompañados por pares que hacen propuestas de mejora, a partir de observar, reflexionar e interpretar sus prácticas.

Transforma las relaciones de saber-poder entre docentes y especialistas, posibilitando la construcción de redes de producción y circulación del conocimiento pedagógico.

Rescata el valor de los contextos, invitando a respetar la singularidad de los entornos y de los estudiantes.

Se adapta a las condiciones de los docentes y se articula con el enfoque de inclusión educativa y con las políticas curriculares.

Te invitamos a indagar

¿Cómo adaptar tu práctica a los estudiantes en un mundo diverso y en constante cambio?

Deja tus comentarios

Enviar un comentario

0 Restricción de Carateres
Su texto debería tener más de 25 caracteres
  • No se han encontrado comentarios