Imagen1 525x350

¿Qué se aprende escribiendo?

 A continuación, te compartimos un fragmento del escritor japonés Haruki Murakami sobre lo que él ha descubierto al escribir.

De qué hablo cuando hablo de escribir

Creo, por otra parte, que en el hecho de escribir se oculta una intención de curación de sí mismo. Cualquier acto de creación tiene, en mayor o menor medida, esa intención de añadir algo personal, de corregirse a uno mismo. Uno se relativiza, es decir, manifiesta una vertiente espiritual de sí mismo de forma distinta a la que existe en realidad y de esa manera se pueden diluir (o sublimar) los desacuerdos, las discrepancias o las contradicciones que se producen inevitablemente, en el transcurso de la vida. Si ese proceso lleva a un buen resultado, se puede compartir con los lectores.

Al escribir mi primera novela no pensaba en nada de todo eso, pero sí buscaba instintivamente cierta forma de purificarme y ese deseo despertó en mi con naturalidad el impulso por escribir.

Aquella primera novela ganó por sorpresa el premio al mejor escritor novel de una revista literaria, se publicó en forma de libro, se vendió más o menos bien y consiguió cierta reputación. A partir del momento en que me creé cierto nombre como escritor, la pura inercia no me permitió otra cosa que adquirir conciencia de la existencia de los lectores. No puedo evitar cierta tensión al escribir. Al fin y al cabo, mis libros terminaban colocados en las estanterías de las librerías, llevarán mi nombre impreso en la cubierta y mucha gente se interesará por ellos. En cualquier caso, mi premisa fundamental a la hora de escribir, a saber, que me resulte divertido, no ha variado sustancialmente. Si disfruto al hacerlo, estoy seguro de que habrá lectores en alguna parte que disfrutarán conmigo. Puede que no sean muchos, pero está bien así. Si todas esas personas llegan a entenderme, me parecerá más que suficiente. (Murakami, 2017, p.240-241).

Así como Murakami, muchos otros escritores han compartido lo que para ellos representa escribir, aquí te presentamos un par de fragmentos de escritores mexicanos:

 

[…] todo escritor escribe cosas que no pensaba escribir y llega por accidente a esos resultados o porque los materiales le señalan la conveniencia de que el texto se vaya por un lado que él no pensaba seguir. Es decir que el autor se extravía para encontrar el camino que buscaba en secreto. Necesita perderse y esa pérdida es muchas veces la ruta correcta. (Villoro, 2018, párr.7).

Tengo la costumbre cervantina de escribir a mano. No sé usar ningún aparato, pierdo mucho tiempo corrigiendo, se me van las cosas, se separan, qué lata… No, yo escribo a mano, con pluma, en cuadernos; […] yo no sé escribir si no es con una pluma y un papel, y de una manera sensual, directa, olfativa, que no me da ningún otro medio (Fuentes, 2012, citado en Torres, 2012: párr.8).

 

¿Cuál ha sido tu experiencia de escritura?, ¿qué has aprendido?

 

Comparte con nosotros los productos de las actividades que propone el itinerario formativo, así como material de elaboración propia que consideres está relacionado con su contenido. Da clic aquí.


 

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario

0 Restricción de Carateres
Su texto debería tener más de 20 caracteres
  • No se han encontrado comentarios